Publicado: 7 de Septiembre de 2018

El Àrea d'Investigació Criminal (AIC) de los Mossos intenta localizar un coche posiblemente un todoterreno, en el que huyó el autor de los disparos mortales a Fatmir A., un ciudadano albano que había salida de la cárcel recientemente por un delito de homicidio doloso en 2008 
Jordi Cabré Diari de Tarragona
https://www.diaridetarragona.com/reus/El-asesino-de-Reus-uso-silenciador-para-abatir-a-su-victima-20...

A medida que pasan las horas se van conociendo algunos detalles de la investigación policial que está llevando el Àrea d'Investigació Criminal de los Mossos d'Esquadra sobre el crimen cometido poco antes de la una de la madrugada de este miércoles en la confluencia de la calle Josep Prous i Vila con Ronda Subirà, en Reus.

La información a la que ha tenido acceso en Diari en las últimas horas no entra en detalles claves para crear el perfil del asesino y trabajar de forma metódica con las diferentes hipótesis planteadas.

Pero son detalles que en la madrugada del miércoles se compartieron en la escena del crimen y que también ayudarán a localizar e identificar al autor u autores de los disparos mortales a Fatimir A., un ciudadano albano de 43 años de edad que residía en Reus tras cumplir una pena de cárcel de seis años.

Esta información que ha podido saber el Diari, sin confirmación oficial (Mossos se remite a la nota de prensa del miércoles en que se confirmaba la muerte de un hombre de origen albanés y residente en Reus de 43 años), es que el autor de los disparos podría haber utilizado un silenciador para minimizar el ruido de las detonaciones cuando asesinó al peatón en el cruce de estas dos calles del Barri del Carrilet.

Aunque algunos vecinos admitieron ante los Mossos oír ruidos e incluso los confundieron con petardos, la hipótesis policial es que el ruido de la detonación que algunos testigos señalaron correspondería a un silenciador añadido al cañón del arma corta, aunque es un extremo que faltará confirmar cuando se localice el arma y el autor.

Otro de los detalles conocidos es que el autor alcanzó a la víctima con cuatro proyectiles, dos de los cuales penetrarían en la cabeza y fueron mortales. A pesar de la llegada de una ambulancia del SEM con médico, éste sólo certificó su muerte alrededor de las 0.45 horas.

Las patrullas de Mossos que llegaron primero en el cruce, pidieron ayuda a la Guàrdia Urbana de Reus para cerrar la calle y poder trabajar en la escena del crimen sin molestias.

Hasta pasadas las tres de la madrugada no llegó la comisión judicial. Durante una hora terminaron de fotografiar y recopilar pruebas antes de levantar el cadáver y llevarlo a la funeraria, donde se le practicaría la autopsia y certificaría la muerte por herida de bala del albanés de 43 años.

Focsa, la concesionaria de la limpieza de Reus, intervino pasadas las cuatro de la madrugada y limpió la sangre de la víctima que había caído en la acera. De hecho algunas manchas se intuían a las pocas horas del crimen, aunque sin saber que allí falleció una persona era imposible de identificar.

El vehículo de huida

Los interrogatorios efectuados a los testimonios hablaban de un vehículo como método de huída de los asesinos. Alguno apuntó que podía ser un Peugeot negro, aunque se baraja también con un modelo todoterreno, según otras informaciones de otra marca automovilística.