Publicado: 6 de Septiembre de 2018

Cuando la víctima detectó que le iban a robar el móvil intentaron quitarle el bolso. Dos agentes de la Urbana lo impidieron

Àngel Juanpere Diari de Tarragona
https://www.diaridetarragona.com/tarragona/Pillados-in-fraganti-dos-carteristas-en-Tarragona-2018090...

La Guàrdia Urbana de Tarragona detuvo ayer a dos presuntos carteristas que intentaban asaltar a un ciudadano japonés. La víctima notó que le querían robar el móvil del bolsillo, opuso resistencia y entonces los delincuentes quisieron quitarle la bolsa, no pudiendo conseguirlo ante la llegada de dos agentes de la Unitat de Delinqüència Urbana (UDU), quienes precisamente estaban realizando un servicio de paisano por las zonas turísticas de la ciudad en prevención de hurtos y robos a turistas.

Los hechos se produjeron sobre la una menos cuarto de la tarde de ayer en el Passeig Espanya, cerca de la estación de tren. Los agentes iban con el coche oficial –sin ningún distintivo policial–. Vieron a un hombre de rasgos orientales sentado en un banco. Detrás de él estaba un joven magrebí, que hizo un gesto a un compinche que estaba a menos de diez metros de distancia.

Esta actitud levantó las sospechas de los agentes, que decidieron aparcar y observar qué pasaba. Los guardias vieron que el primer joven se agachó e intentó coger algo del bolsillo del pantalón del supuesto turista. La víctima, al detectar que le estaban robando, intentó levantarse, pero no pudo. El delincuente, entonces, intentó estirar dos veces de la correa del bolso de la víctima. Pero no lo pudo conseguir al llegar los guardias urbanos, justo cuando el segundo individuo también se acercaba al punto para colaborar en el robo.

Ante la presencia policial, los dos delincuentes salieron huyendo hacia las escaleras de la Baixada del Toro y la Rambla Nova. Los guardias pidieron refuerzos. Una patrulla se dirigió a la Rambla Nova, donde localizó y detuvo a los dos sospechosos en el momento que llegaba también uno de los dos agentes de paisano que observó toda la operación –el otro se quedó acompañando a la víctima–. 

Los detenidos están acusados de un delito de robo con violencia. Posiblemente hoy pasarán a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de Tarragona, que está de guardia, donde se les tomará declaración. La víctima es un ciudadano japonés pero que vive en el centro de la ciudad. Aseguró que intentaron robarle el móvil que tenía en el bolsillo y que entonces recibió unos arañazos en el hombro.

El suceso se produce en el contexto de un verano que se ha visto salpicado por la acción de los carteristas, que han aprovechado la presencia de turistas y visitantes en la ciudad para tratar de robar, bien con métodos sigilosos, aprovechando los descuidos de los viandantes, bien mediante métodos más violentos, como el tirón. De ahí que hubiera agentes de paisano vigilando estas actitudes.